¿Qué es el Sandbox de Google y cómo salir de él?

Si nuestro objetivo es mejorar los resultados del negocio gracias a Internet, saber qué es el Sandbox de Google es importante para alcanzar los objetivos planteados.

Como profesionales del SEO, en este artículo contamos todo lo que hay que saber sobre el Sandbox y, lo más importante, ofrecemos algunos consejos útiles para salir de él cuanto antes y destacar nuestra web en Google.

¿Qué es el Sandbox?

El Sandbox, o arenero, es un término metafórico que se usa para explicar por qué la mayoría de los sitios web nuevos tiene clasificaciones muy bajas en las páginas de resultados de búsqueda de Google.

Aunque no esté abiertamente confirmado por la compañía, es innegable que existe un filtro en los algoritmos para evitar que las páginas más recientes se clasifiquen muy bien durante sus primeros meses de vida. Es decir, al igual que harían unos padres con sus hijos, Google pone estas páginas en un arenero hasta que crecen lo suficiente como para poder salir de él y enfrentarse al mundo real.

Ahora que ya sabemos qué es, seguro que la siguiente duda será acerca de cuánto tiempo estará nuestra página web en esta «zona de pruebas». Pues bien, es difícil determinar el tiempo exacto que pasará ahí un sitio web; puede ser entre 2 y 12 meses, y la única forma de salir es esperando.

Puede resultar un poco desalentador, pero no pasa nada, si nos preocupa estar anclados a este arenero, tenemos la solución.

Guía sobre cómo salir

Aunque no hay una fórmula exacta sobre cómo salir del arenero de Google como tal, la buena noticia es que hay mecanismos que podemos poner en práctica, y que nos ayudarán a reducir el período de tiempo.

1. Indexar la página

Aunque la página web esté activa, esta no comenzará a envejecer para Google hasta que no esté indexada. Podemos comprobarlo fácilmente ingresando «sitio:tusitioweb.com» en el buscador. Si este no aparece, tendremos que indexarlo lo antes posible. Para ello, nos dirigiremos a Google Search Console para solicitar que indexen el sitio web.

2. Usar un dominio de subasta que aún esté indexado

Siguiendo con el punto anterior, si preferimos saltarnos todo el tiempo de espera, podemos adquirir un dominio que ya esté indexado. Los dominios de subasta son dominios que están a la venta, normalmente, a través de unas plataformas registradoras porque han expirado.

3. Usar redes sociales

Las redes sociales son clave para que una nueva página se gane la confianza de Google. Una forma sencilla de lograr mayor presencia social y generar tráfico es usando los anuncios de Facebook. Simplemente, crearemos un artículo en el blog y lo publicaremos en un anuncio de Facebook para que llegue a una audiencia relevante.

4. Conseguir un mayor tráfico

Este es otro factor clave para conseguir salir del arenero rápidamente. ¿Cómo conseguirlo? Además de los anuncios de Facebook ya mencionados, también podemos probar las siguientes formas de atraer a más visitantes a la página web: publicar en foros y grupos de Facebook, o subir vídeos en YouTube y dirigir el tráfico a la página (YouTube no tiene zona de pruebas, por lo que se puede destacar rápidamente en esta plataforma).

5. Evitar ser muy agresivo

En general, Google es más indulgente con el spam procedente de sitios web autorizados y más estricto con el de los más nuevos. Ya sabemos lo incómodo que puede resultar lidiar con el efecto Sandbox de Google, pero hacer demasiado trabajo de SEO durante este tiempo puede ser contraproducente. Lo mejor es que nos lo tomemos con calma durante este período.

6. Usar palabras clave de baja competencia

El principio, es probable que no consigamos mucha exposición con palabras clave competitivas, así que nos centraremos en aquellas de baja competencia, donde es más posible clasificarse.

7. Comprar un sitio web activo

Si queremos evitar estar en el arenero de Google por completo, una buena forma de lograrlo es comprar un sitio web en funcionamiento. Lo ideal es que tenga pequeñas cantidades de tráfico de búsqueda y antigüedad, pero pocos o ningún ingreso. De este modo, podremos adquirirlo sin desembolsar una gran cantidad de dinero.

¿Qué cosas impiden que nuestra web salga del arenero de Google?

Además de los puntos que hemos explicado antes, también existen otros elementos que pueden estar afectando negativamente a la salida. A continuación, ofrecemos una pequeña lista con los factores que podrían estar impidiendo que el nuevo sitio web se clasifique correctamente:

1. Poco contenido

Si el blog tiene pocas entradas o artículos, es difícil que pueda salir del arenero. Es posible que Google no vea suficiente contenido en el sitio web como para comprender cuál es su relevancia temática. Habrá que dedicarle más tiempo y proporcionarle la suficiente información para que pueda decidir qué hacer con la web y a qué grupo de palabras clave pertenece.

2. Falta de señales de usuario

Hasta que Google no analice más datos sobre cómo se comporta nuestra página, como la tasa de rebote o el tiempo de permanencia, y los compare con otras webs, su clasificación en motores de búsqueda se podría posponer.

3. Falta de backlinks de calidad

Los vínculos de retroceso (junto con el contenido y RankBrain) son uno de los 3 principales factores de clasificación paraGoogle. Si el contenido tiene un perfil débil de backlinks, y la página web aún no es lo bastante potente como para pasar «link juice» a través de enlaces internos, ¿por qué iba Google a clasificarla sobre otros sitios con backlinks fuertes?

Conclusión

En definitiva, conocer qué es el Sandbox y sus efectos es el primer paso para entender lo que ocurre con nuestro sitio web. Aunque estar en el arenero deGoogle puede resultar muy molesto y frustrante, es posible acortar el período de tiempo utilizando los métodos que hemos mencionado en esta entrada.

Ahora que ya sabemos más sobre el tema y cómo reducir sus efectos, es momento de que pongamos en práctica todos estos consejos y empecemos a crecer en Internet y en los buscadores.

Deja un comentario