Marketing de afiliación: tipos y características

Share :

Si estás pensando en abrir tu negocio a Internet y quieres tener ciertas garantías de que tu publicidad conseguirá los resultados que esperas, una de las mejores alternativas a las que puedes acudir es al marketing de afiliación. Se trata de una estrategia online en la que el anunciante paga en función de los resultados que obtiene  😛 

Los afiliados, que son los sitios web donde las empresas vuelcan su publicidad, se encargan de dar a conocer a los anunciantes mediante anuncios o promociones. Estos afiliados consiguen sus ingresos mediante una comisión que obtienen cuando el usuario entra en su página web y realiza la acción predeterminada, que puede ser comprar el producto que se publicita, pinchar en el anuncio o rellenar un formulario de registro.

Es fundamental que tengas muy claros los objetivos que persigues, el público al que te vas a dirigir y los canales que vas a utilizar para promocionarte.

Tipos de marketing de afiliación

Tu empresa, que ha creado el producto o servicio en cuestión, sale ganando porque, de manera pasiva, observa cómo las ventas van llegando simplemente por el mero hecho de haber pagado una comisión al afiliado. El afiliado, a su vez, ve como sus esfuerzos se convierten en ingresos, y el cliente, por otro lado, se encuentra satisfecho porque accede a un producto o servicio que le ha recomendado un canal que considera experto en la materia. Es lo que se conoce como la estrategia del triple win.

Hay varios tipos de marketing de afiliación que voy a explicarte a continuación:

Páginas web: Son sitios enfocados en unos contenidos específicos que pueden llegar a interesar al anunciante. Imagina que tienes una tienda de ropa deportiva. Puedes publicitar tus productos en blogs especializados. Pagarás una comisión a estos blogs cada vez que consigas realizar una venta.

Popular:  ¿Cómo crear un anuncio en Google Ads?

Cask back: La plataforma de afiliación cuenta con una base de usuarios registrados con los que comparte comisiones cuando se producen las acciones perseguidas. El usuario efectúa una compra en tu negocio y recibe un porcentaje de vuelta, ya sea dinero directamente, un descuento o promoción especial, o bien unos puntos canjeables por otros productos o servicios.

Pago por click (PPC): Los afiliados trabajan con los buscadores como Google o Yahoo mediante la compra de palabras o motores de búsqueda para, de esta forma, publicitar tus productos.

Bases de datos de email marketing: El afiliado dispone de una base de datos de usuarios registrados cuyos intereses se corresponden con el producto o servicio que ofrece tu negocio. El afiliado te cede esos datos a cambio de una comisión. La que más se suele usar es la del coste por mil impresiones (CPM).

Bases de datos de co-registro: Los usuarios se interesan por un producto determinado y se suscriben en el boletín de un afiliado, consintiendo que sus datos sean enviados a empresas que ofrecen ese producto o servicio por el que el usuario está interesado.

Redes de afiliación: Son intermediarios entre los anunciantes y los afiliados, y proporcionan herramientas para el seguimiento de las ventas de tu producto o servicio desde el canal que pone a tu disposición el afiliado.

¿Que te ha parecido esta introducción al marketing de afiliación? Pronto escribiremos otro artículo donde nos estenderemos más…  😉

You may also like
Crea anuncios efectivos en Google Ads
Estados de los anuncios Google Adwords
2 Comments
  • 2 años ago

    Buenas

    Muy motivante tu redacción y hay demasiadas información que no sabía que
    me has aclarado, esta genial.. te quería corresponder el periodo que dedicaste, con unas infinitas gracias,
    por preparar a personas como yo jajaja.

    Besos, saludos

    • NOSÓLOESVENDER.COM
      2 años ago

      Gracias por tu feedback y nos alegramos que te guste el contenido. ¡No te pierdas el resto de contenidos que tenemos para tí!

Leave a Comment