Puente de Brooklyn; cuando la realidad supera a la ficción

Share :

¡Hola lector, hola lectora!

El puente de Brooklyn es uno de los emblemas de la ciudad de Nueva York. Seguro que conoces a alguien o tú mismo tienes en tu casa el mítico cuadro en blanco y negro que muestra el puente con la ciudad al fondo, yo al menos lo tengo.

Y, es que, este puente no solo forma parte de la identidad de la ciudad neoyorquina, también es un icono de la cultura popular. Sin embargo, seguro que todavía hay muchas cosas que desconoces de él.

En este artículo te contaré los datos más curiosos de este lugar tan increíble.

¿Preparado?

Puede que tus ganas de visitar Nueva York se multipliquen por mil cuando termines de leer.

El origen del puente más famoso de Nueva York

En 1870 empezaron las obras de construcción de este nexo entre los distritos de Manhattan y Brooklyn. Aunque anteriormente se utilizaba un ferry como medio de transporte entre estos dos lugares, pensaron que sería mucho más cómodo unir los distritos por vía terrestre ya que una gran cantidad de personas necesitaban desplazarse diariamente hasta la isla de Manhattan debido a que sus lugares de trabajo se encontraban allí. Un total de 13 años tuvieron que esperar los neoyorquinos para poder ver el puente terminado. En la actualidad, posee un total de 6 carriles para automóviles, tres en cada sentido y una pasarela usada como carril bici y para el tránsito de peatones.

Puente de brooklyn, cuando la realidad supera a la ficciónCon sus 1825 metros de largo fue considerado el puente más largo de la época y toda una revolución arquitectónica debido al innovador uso que los ingenieros hicieron del acero, siendo el primer puente del mundo sustentado con cables de este material. Además del acero, los otros de los elementos que se utilizaron para su construcción fueron el cemento, la piedra caliza y el granito. Diseñado por John A. Roebling, el estilo de este puente es el neogótico, de ahí el característico aspecto de sus dos arcos con forma ojival.

Por último en cuanto a su construcción, quizá la parte menos agradable de la historia es que durante la realización de esta obra arquitectónica, murieron cerca de 30 personas. Pero las desgracias no acabaron aquí, una de las historias más conocidas es la de una mujer que, al poco de ser construido, se le quedó el tacón enganchado entre unos tablones del puente. La reacción de la mujer fue empezar a gritar, lo que provocó que mucha gente pensara que el puente se estaba viniendo abajo, ante el pánico general, se produjo una estampida humana en la que 12 personas murieron aplastadas.

Puente de brooklyn, cuando la realidad supera a la ficción

Curiosidades de este mítico puente neoyorquino

Ahora que ya te he puesto un poquito en contexto sobre la historia del puente, es momento de pasar ya a las curiosidades que rodean este lugar tan especial. Si quieres saber de qué se tratan sigue leyendo, estoy segura de que no te van a dejar indiferente.

Su nombre

¿Te imaginas que este puente no siempre fue conocido como puente de Brooklyn? Resulta cuanto menos extraño, ¿verdad? Pues es así, en sus inicios su nombre oficial era puente de Nueva York y Brooklyn, para posteriormente llamarse puente del East River. No fue hasta 1915 cuando adoptó el nombre que todos conocemos hoy en día.

Popular:  DUMBO: Vistas de película en New York

El puente más vendido de la historia

George C. Parker es el nombre de un famoso estafador cuya mayor proeza fue la de haber conseguido vender el puente más de 4.000 veces. La táctica que usaba era hacerse pasar por el constructor, de esta manera conseguía embaucar a ricachones con la promesa de los grandiosos beneficios que obtendrían con los peajes. La verdad es que eso de ser el propietario del puente de Brooklyn suena muy bien, normal que consiguiera engañar a tanta gente durante los 40 años que estuvo perpetrando esta estafa.

Desfile de elefantes

¿Recuerdas la historia que conté al principio sobre la mujer que provocó una estampida humana? Pues bien, este incidente provocó que mucha gente desconfiara sobre la solidez del puente, algo normal. Lo que ya no resulta tan normal es lo que sucedió a continuación. A los responsables no se les ocurrió una mejor forma de demostrar la resistencia y fiabilidad del puente que haciendo desfilar a, nada más y nada menos que 21 elefantes desde Brooklyn hasta Manhattan. Uno de ellos, llamado Jumbo pesaba la increíble cifra de 7 toneladas. Como podrás adivinar, el desfile fue un auténtico éxito, tanto para la gente que por fin se convenció de lo seguro que era el puente como para los propietarios del circo al que pertenecían estos elefantes que se aprovecharon de la gran publicidad que les proporcionó.

Y, hablando de animales sobre el puente, al parecer, el sitio preferido por los halcones peregrinos para anidar son las torres del mismo. Muy atento cuando te acerques aquí porque puede que veas a alguno de estos halcones cuando te estés sacando el selfie de rigor durante tu visita.

Supersticiones

Al igual que todos los puentes conocidos, el de Brooklyn también tiene diferentes supersticiones que, aunque no se crean en ellas siempre son divertidas de comentar. Al igual que sucede en otros puentes, muchos son los enamorados que acuden a dejar sus candados agarrados a la estructura, creyendo que, de esta manera su amor durará eternamente, aunque hay otras personas que solo hacen esto simplemente por diversión. En cualquiera de los casos, el candado no durará mucho tiempo, al parecer esta practica está prohibida al ir en contra de las normas de la ciudad, así que las autoridades se encargarán de retirar el candado en seguida.

Siguiendo con las supersticiones, mucho cuidado con quién cruzas el puente. Al parecer, algo especial tiene que tener este puente ya que las probabilidades de boda están aseguradas si quien lo cruza resulta ser una pareja de novios. En el caso de que sean unos recién casados los que transiten por su estructura, la magia hará que no se separen nunca ¿Puede haber algo más romántico? Puntos extra para viajar a Nueva York acompañado de tu pareja.

Por desgracia, no todo lo que rodea a este lugar resulta igual de agradable que lo comentado anteriormente. Tristemente, este también es uno de los sitios preferidos por los habitantes de la ciudad para suicidarse. Lo cual ha generado muchas leyendas urbanas al respecto.

Popular:  Central park, uno de los lugares más insólitos de Nueva York

Cuestión de perspectiva

Una de las particularidades que tiene este puente es que la vista cambia totalmente dependiendo de si cruzamos desde Brooklyn o desde Manhattan, puede parecer una tontería pero créeme cuando te digo que esto es importante. Mi consejo personal es que si tienes planeado realizar el recorrido por la mañana o al atardecer, es mejor hacerlo desde Brooklyn. Si salimos desde esta zona de la ciudad nos aseguramos de tener la luz a favor para contemplar la espectacular panorámica del skyline de Nueva York. Otra razón más es que por las mañanas suele haber mucha menos gente por el puente, sobre todo en Brooklyn que suele estar menos concurrido a esas horas del día, lo cual es realmente útil si deseas hacerte una foto sin problemas.

El paseo por el puente dura aproximadamente unos 30 minutos y, si lo deseas, puedes pararte a descansar o, simplemente a disfrutar de las increíbles vistas que ofrece la ciudad, en cualquiera de los bancosque están colocados a lo largo del recorrido.

El puente en la cultura popular

Nueva York es una ciudad que, de por si, se ha colado como escenario de fondo en muchas de las películas que nos llegan desde Hollywood, así que es normal que un sitio tan icónico como lo es este puente aparezca también frecuentemente en la gran pantalla. Algunas de las inolvidables películas en las que sale el puente son: en la escena principal de Fiebre del Sábado Noche, La Decisión de Sophie, Gangs of New York o Superman Returns donde se puede ver el puente mientras Superman y Lois Lane sobrevuelan el cielo de la ciudad.

Y no solo en el cine, muchas son las series de televisión en las que el puente era incluido frecuentemente en los planos de la ciudad de Nueva York: Gossip Girl, Friends o Como Conocía a Vuestra Madre por citar solo algunas de mis favoritas.

El puente también ha sido usado como elemento en cómics y videojuegos. En literatura cabe destacar, por un lado, El Puente del poeta estadounidense Hart Crane, en el cual el puente es utilizado como la metáfora central del libro. Por otro lado, no podemos olvidarnos de la pieza compuesta por nuestro poeta más ilustre, Federico García Lorca, Ciudad sin sueño (Nocturno del Brooklyn Bridge) incluido en su conocido poemario Poeta en Nueva York.

¿No resulta totalmente increíble que un sitio como el puente de brooklyn sea el protagonista de tantas historias, acontecimientos y leyendas, así como una fuente de inspiración inagotable para numerosos artistas, directores y escritores? A mí, desde luego me deja boquiabierta la capacidad que tiene esta construcción de transmitir tanto simplemente resistiendo el paso del tiempo posada sobre las aguas del río Hudson.

You may also like
Cosas que hay que saber sobre el New York Pass
Nueva York: todo lo que necesitas saber para tus vacaciones