Raspberry Pi: un ordenador de bolsillo

Puede que hayas escuchado hablar alguna vez sobre Raspberry. Que haya salido en alguna conversación y no sepas lo que es.

Pues hoy vamos a ver de qué se trata, cuáles son sus funciones y por qué puede ser interesante contar con una. Cuando hablamos de Raspberry Pi, hablamos de un ordenador de tamaño reducido y de bajo coste que puede ser empleado para realizar prácticamente cualquier proyecto de informática que tengamos en la cabeza.

Este proyecto británico, surge en 2006 bajo la idea de acercar la informática a los centros educativos sin suponer un gran desembolso. Con el primer lanzamiento ya quedó patente que no interesaba solo a este sector consiguiendo agotar en pocas horas el stock en las primeras tiendas que las vendieron. Comenzó a interesar al denominado «movimiento maker» que promueve la idea de «hazlo tú mismo«. Es por este motivo que comenzaron a crearse y extenderse lugares en internet donde cada uno comparte sus proyectos y documenta cómo ha sido realizado.

Con este mini-ordenador tenemos la posibilidad de tener distintos usos. Desde centros multimedia donde ver películas y nuestras fotos, hasta un ordenador completamente funcional.

¿Qué es una Raspberry Pi?

Como ya hemos visto, es un ordenador, por tanto encontraremos los componentes básicos de este. Memoria RAM, procesador, distintos puertos (USB, HDMI, GPIO, Ethernet, puerto para auriculares,…). Es por tanto el equivalente a una torre de un ordenador de sobremesa y los puertos serían muy parecidos si le diésemos la vuelta a esta torre.

Para hacerla funcionar necesitaremos los periféricos de entrada y salida, como un ratón/teclado, una pantalla y un cable que nos permita conectarlo a una toma de corriente.

Llegados a este punto. Es interesante mencionar que para que sea completamente funcional y podamos instalar un sistema operativo nos será necesaria una tarjeta MicroSD que funcionará de almacenamiento general (disco duro) de nuestra Raspberry.

Primeros pasos

Hemos visto lo básico para hacer funcionar nuestro ordenador de bolsillo. Lo primero que debemos pensar es la finalidad que le vamos a dar, te dejo unos ejemplos para que puedas ir viendo ideas (aunque existen miles de posibles usos):

  • Ordenador: le podemos dar el uso de un ordenador completamente funcional
  • Servidor: podemos emplearlo como lugar donde almacenar nuestros datos y acceder a él de forma remota
  • Media Center: conectado a una TV o una pantalla podemos utilizarlo para reproducir contenido multimedia
  • Proyectos de automatización: nos ayuda a crear un hogar más conectado que nos permita gestionarlo de una forma más inteligente

Una vez ya tenemos pensado el uso que le vamos a dar a nuestro Raspberry, tendremos que buscar un Sistema Operativo que nos sirva, te dejo el enlace del blog de Raspberry para torpes donde hace una recopilación de los sistemas más actuales y sus distintos usos: Raspberry Pi: Sistemas Operativos

Una vez ya tenemos el sistema elegido y descargado, vamos a instalarlo en nuestra tarjeta microSD, para ello vamos a necesitar un programa como puede ser NOOBS o en este caso hablaremos de Etcher. Que nos permite instalar el SO con dos sencillos pasos como son seleccionar nuestra descarga y elegir dónde debe instalarse.

¡Tan solo nos queda insertar la tarjeta y conectar el ordenador para verlo funcionar!

Recomendaciones a la hora de elegir una Raspberry

A la hora de ir a comprar la placa, veremos que tenemos distintos modelos. Esto supone que existen distintas configuraciones y por tanto debemos saber un poco para poder elegir. Por término general, estaremos buscando una placa del tamaño de una tarjeta de crédito, aunque existen modelos (Zero) que son más pequeños. Las diferencias entre modelos suelen ser bastante notables, siendo siempre recomendable la versión más reciente, ya que incluyen revisiones del hardware con mejoras e importantes actualizaciones.

El precio de la placa es menor de 50€, pero desde FC-NETWORKS.COM recomendamos comprar un Kit de inicio. Este nos incluye la toma de corriente, una carcasa que protege del polvo y deterioro y algunos hasta sistemas de refrigeración como placas o ventiladores. Te mostramos algunos Kits para distintos usos:

Carcasa

En el mercado podemos encontrar distintas carcasas, debemos fijarnos que es válida para el modelo de placa que hemos seleccionado.

Desde carcasas básicas con ventilador para ayudar en la refrigeración como:

  • Esta caja para el último modelo de Raspberry: ver producto
  • O esta otra caja con un diseño más moderno, también para el último modelo: ver carcasa

Hasta diseños y modelos de cajas más inspirados en temas gamers:

Pantallas

También podemos encontrar pantallas diseñadas para convertir nuestras Raspberry en dispositivos más cercanos a tabletas, se tratan de pantallas que se pueden acoplar directamente o con carcasa especial para una mejor sujeción. Pueden ser simplemente pantallas o permitir la entrada táctil. Ver pantalla con carcasa

Otros accesorios

Llegados a este punto, también debemos saber que podemos añadir cámaras, distintos sensores, y demás periféricos para completar nuestro proyecto.

 

Esperamos haberte informado y que tras esta lectura tengas más claro qué es una Raspberry y sus posibles usos. Ahora solo nos queda esperar que te animes a probar a crear tu propio proyecto y comiences a jugar con este mini ordenador.

Deja un comentario