¿Qué es el 5G?

Seguro que has escuchado recientemente hablar sobre esta tecnología, diariamente tenemos noticias de un nuevo enfrentamiento entre Estados Unidos y China en el marco de la guerra por el 5G. Pero, ¿Sabes qué impulsa a estas dos potencias mundiales a estos enfrentamientos? ¿Sabes qué es el 5G, cómo puede cambiar tu vida y los beneficios que traerá? Vamos a ver punto por punto todo lo que tenemos que saber.

¿Qué es el 5G?

Comenzando por el principio, el 5G es la evolución del actual estándar de conexiones móviles. Viene por tanto a sustituir la ya conocida tecnología 4G o LTE, sus apuestas (ya que por el momento hablaremos de datos teóricos como explicaremos más adelante) son ambiciosas y nos abren un mundo de posibilidades respecto a nuestro uso cotidiano de Internet, pero abre también la puerta a la utilización de estas conexiones entre distintos dispositivos para que se comuniquen entre sí.

Esto quiere decir que cuando esta tecnología esté completamente funcional. Pues actualmente solo ha sido desplegada en algunas ciudades como prueba sobre el terreno. Los distintos dispositivos tendrán la habilidad de comunicarse entre sí e intercambiar datos prácticamente en tiempo real, estos dispositivos van desde una simple nevera hasta un automóvil con conducción autónoma. Lo que implica el poder comunicar el coche con los semáforos o demás elementos de circulación vial, con el consiguiente aumento en seguridad tanto para los ocupantes como para los viandantes.

Beneficios

Pero no solo los dispositivos se van a ver beneficiados entre sí. Los usuarios también notaremos una gran mejoría respecto a las actuales redes 4G. Esto es debido a las mejoras que implementa esta nueva tecnología, veamos cuales son las tres fundamentales:

  1. Mayor velocidad en la transmisión de datos: esto supone teóricamente (como ya hemos indicado) un aumento de velocidad de 10 a 20 veces más rápido. Llegando a tener conexiones de 10Gbps (Gigas por segundo) pero que podrían llegar a tener picos de 20Gbps.
  2. Menores tiempos de latencia: hablamos, en este caso, del tiempo que tardan en comunicarse dos dispositivos. Es decir, el tiempo que tenemos que esperar a que un paquete de archivos esté disponible en nuestro teléfono, por ejemplo. Este cambio implica que el tiempo de abrir una imágen en la nube y una que tenemos almacenada en nuestra galería, sea tan imperceptible que ambas parezcan estar en el mismo dispositivo.
  3. Incremento en el número de dispositivos interconectados: Gracias a los dos anteriores avances veremos un aumento de dispositivos que utilicen el tan famoso Internet de las cosas (IOT, por sus siglas en inglés). Esto va a permitir cosas como el control de campos agrarios mediante el uso de dispositivos autónomos y distintos sensores repartidos por lugares estratégicos. O la posibilidad de realizar operaciones de manera telemática.

Historia y evolución

La primera generación se lanzó en 1986 y supuso la conexión para los teléfonos móviles a la red, vino de la mano de Ericcson.

El 2G fue desarrollado durante la década de los 90 y fué la encargada de traer los SMS a los teléfonos.

La tercera generación venía a aumentar las velocidades de conexión ya que la demanda de datos comenzó a crecer rápidamente. Pero nuestras necesidades de velocidad no dejaron de aumentar, esto trajo consigo la evolución al 4G.

El 4G posibilitó el consumo de vídeos en streaming y por tanto la explosión de páginas donde se realizaban vídeos en directo o el consumo de contenidos a demanda (Netflix, YouTube, Twitch, etc.)

Por último, hablamos del 5G, del cual ya hemos visto sus promesas. Y es que actualmente no ha sido implantada esta tecnología para su uso, aunque ya existen dispositivos (generalmente teléfonos móviles) compatibles con este estándar y capaces de aprovecharlo cuando las distintas compañías telefónicas den el paso de comenzar con su despliegue, aunque si miramos los datos más de cerca veremos que quizá no esté tan cerca como puede darnos la sensación.

Futuro

Si atendemos a que actualmente lo más parecido a estas nuevas conexiones 5G sería la conexión por fibra, ya podemos ver por donde estamos yendo. La implementación de la fibra óptica no es ni mucho menos completa y actualmente se encuentra disponible en las principales ciudades comenzando a llegar a los pueblos más grandes, pero dejando grandes zonas sin cubrir con conexiones ADSL.

Para el despliegue del 5G serán necesarias una mayor infraestructura de antenas móviles. Por tanto un gran desembolso de las distintas compañías telefónicas, y aunque la previsión de utilización de estas conexiones está prevista para 2025. No creemos que pueda verse cumplida esa meta. El otro gran impedimento que actualmente encontramos en el desarrollo de esta tecnología, además de los políticos, son el alto coste de los dispositivos que lo aprovechan.

Conflictos entorno al 5G

El control de esta nueva tecnología se encuentra actualmente ligado a la empresa china Huawei, la cual dispone de los avances y las patentes para su desarrollo e implementación. Pero Estados Unidos se muestra preocupada al ver su hegemonía cada vez más reducida en esta tecnología. Es por esto que incluso el presidente se ve envuelto en distintas tomas de medidas contra China como la prohibición de venta de sus tecnológicas o la imposición de mayores aduanas a productos chinos. Pero que llegan hasta denuncias sobre espionaje o denuncias por patentes.

Estas medidas por parte de Estados Unidos vienen por el control de los datos y para ello es necesario el control sobre las infraestructuras que gestionan estas redes 5G.

 

Desde Fc-networks.com confiamos en la ética social y el correcto tratamiento de los datos de usuarios y clientes para una gestión segura. Que no comprometa en ningún caso la privacidad y seguridad. Y esperamos un correcto aprovechamiento de las ventajas que nos ofrece una tecnología que todavía se está fraguando pero que viene pisando fuerte.

Deja un comentario