Estás perdiendo visitas… ¿Porqué?

Share :

¡Hola lector, hola querida lectora!

Para un sitio web el tráfico es clave. Por ello, hoy vamos a tratar temas importantes que debemos cuidar. Cosas que nosotros cuidamos en nuestros proyectos.

¿Vamos allá?

Cómo mejorar el tráfico web y no perder visitas…

Uno de los aspectos más importantes de los que debes preocuparte a la hora de crear y mantener tu página web, tienda online o blog, es el tráfico web. Es fundamental crearlo, pero también mantenerlo y que sea lo más recurrente posible. Existen muchos errores que puedes cometer y que te lleven a perder visitas de usuarios y clientes.

Toma buena nota de nuestros consejos para mejorar, optimizar, fidelizar y crear contenido valioso que atraiga a tus usuarios.

Las principales causas:

1º Velocidad de carga

Si tu página es demasiado lenta, la tasa de abandono crecerá de forma rápida. A nadie le gusta esperar demasiado y lo que se necesita es información rápida e instantánea. La carga lenta sucede cuando tienes un exceso de elementos o pocos con gran peso. Es posible que tengas imágenes poco optimizadas o incluso demasiado videos o programas que se cargan el segundo plano.

La mejor opción es que uses Google PageSpeed Insights para mejorar la velocidad. Es una sugerencia fundamental donde además recibirás sugerencias de mejora por parte de Google.

2º Cambios en diseño o estructura

Tu tráfico web se puede ver afectado y perder visitas si has realizado modificaciones. Está claro que tu objetivo era justo hacerla más atractiva y hacer crecer los usuarios, pero a buen seguro que lo único que te falte sea integrar algunas cosas al nuevo diseño.

Lo primero que te recomendamos es optimizar la página con SEO. Acuérdate de revisar todas las palabras clave, los vínculos, la propia velocidad anteriormente mencionada y el código.

3º Enlaces a páginas obsoletas o que ya no existen (404)

Si tienes tu sitio web desde hace ya un tiempo, es probable que haya algunas páginas que estén algo olvidadas o que no te sirvan y que apenas tengan tráfico. Esto te penaliza y te hará perder visitas, puesto que es más valorable cuando se realizan cambios y actualizaciones de manera regular.

Piensa que cuando cambias cosas de la web, es complicado moverse por cada página e ir comprobando absolutamente todo, pero es necesario si quieres comprobar si hay enlaces rotos. Ten en cuenta que hoy en día dispones de aplicaciones que te permiten revisarlos.

4º Generación de vínculos de retorno o backlinks

Crear contenido de interés es la mejor manera de que otros sitios web mencionen tu página, mucho antes de pedírselo sin tener nada que ofrecer. Los vínculos de retorno o backlinks son un factor vital para el ranking de Google. Una buena opción es proponer escribir artículos de calidad a otros blog siempre y cuando obtengamos esos enlaces de retorno a nuestra web. Es obvio que para esto antes hay que tener ese contenido valioso en nuestra propia web, pero una vez lo tengamos podremos proponer muchas cosas.

Popular:  Hotjar: la herramienta definitiva

Algo importante a tener en cuenta es que el vínculo a tu web en la otra página debe tener sentido. Esto quiere decir que tendrá que estar dentro de una palabra clave que tenga relación con tu web y en un dominio que sea útil. Esto significa que el texto donde aparezca debe ser de calidad.

5º Las URL

Recuerda que la dirección que utilices para tus landings debe ser lo más amigable posible. No nada sirve que uses largas direcciones, son incómodas. Si utilizas WordPress, puedes utilizar la opción que te dan sus ajustes para usar el nombre de cada una de las entradas que generes.

6º Estrategia de contenidos

Haz un calendario editorial para conocer qué contenidos vas a ir publicando en tu blog. Es una forma de tener controlado todo y además podrás escribir cosas antes de publicarlas y tener tiempo libre.

Una idea sería tratar un tema general e ir yendo con otros artículos a temas más concretos que estén dentro del general. Una buena manera de hacerlo podría ser haciendo una búsqueda de palabras clave. Puedes usar alguna herramienta que lo haga y buscar el nivel de competencia que hay en Google para esa palabra clave. Evitarás así escribir artículos que no te ayudarán a posicionarte si hay una alta competencia.

Otra idea es buscar actualizar el contenido obsoleto y de esta manera aumentar las visitas. Es fundamental generar nuevo contenido, pero algunas veces las posiciones en Google se ven beneficiadas con la actualización de artículos.

7º Cambios en los hábitos o comportamientos de los usuarios

Un factor que no es tan fácil de controlar es cambios en los hábitos y comportamientos de los clientes. En ocasiones no es sencillo saber qué tendencia seguirán en el futuro y puede que en determinadas épocas o debido a circunstancias difíciles de pronosticar, actúen de una manera que no deberían si todo se basara en nuestra web, su diseño y su contenido.

Una técnica que está muy de moda en la actualidad es la experiencia de cliente, que puedes aplicar también a tu propia web. Consiste en elaborar una trayectoria de los pasos que da tu cliente tipo desde que tiene conocimiento de tu existencia, independientemente de que tenga interacción directa con tu web. Esto te permite conocerle mejor y saber en qué momentos de ese ciclo de vida o viaje (customer journey) existen los denominados “puntos de dolor” o fricciones, que puedes aprovechar para realizar acciones puntuales que reviertan la tendencia negativa de perder visitas.

Esto quiere decir que si en un momento determinado detectas un descenso de tráfico, puedes anticiparte promoviendo acciones de descuentos o promocionales que llamen la atención o premien todavía más el permanecer en la página o consumir tu servicio.

La experiencia de usuario es clave en este momento dentro del mundo digital. Todo lo que hagamos con él y la manera en que se sienta tratado formará parte de los motivos de su vuelta o no retorno. Es muy importante basarse en los puntos tratados en este artículo, pero también es clave saber qué es lo que espera encontrar el cliente en nuestra web y ponernos en su piel. El tráfico web está estrechamente ligado a esto.

La experiencia de usuario o cómo no perder visitas entendiendo al usuario

El objetivo de la experiencia de usuario o User Experience es hacer fácil el uso de nuestra web a todos los tipos de clientes que son interesantes para nosotros y así no perder visitas. Hay que ponerse en la piel de cada cliente con el único objetivo de que encuentren lo que necesitan.

Popular:  ¿Sabes lo que es una Conversión?

Ofrece un entorno intuitivo como parte de tu empatía. Así se evita hacerle pensar más de lo necesario y se promueve que centre la cabeza en lo que verdaderamente importa. El usuario no debe pararse a pensar cómo se usa tu web.

Haz un menú lo más reducido posible para facilitarle encontrar lo que busca. Poner demasiados enlaces es uno de los errores más comunes. De esta forma el usuario no sabe por cuál decantarse. Es mucho mejor hacerlo simple y evitar contenido que en realidad no es relevante.

Apuesta por los formularios más simplificados posibles. Evita pedirle datos que en realidad no vas a necesitar. Ahorrarás tiempo de tu parte y le generarás mayor confianza.

Si te ves en la obligación de usar algún vídeo, apuesta por aquel que pese menos y que, a la vez, se vea bien.

Ahórrale hacer el famoso scroll. Si pones un contenido, será mucho más cómodo para él verlo en una sola pantalla.

Trabaja en una versión real para móviles. No basta con que se vea bien en el móvil o tableta, debe ser para esos dispositivos móviles. Puedes crear una web específica o incluso una aplicación.

Cuida mucho el diseño y utiliza colores cálidos o limpios. Aunque tu texto es atractivo y valioso, ninguno de tus clientes lo leerá si el diseño es horroroso o demasiado sobrecargado.

Utiliza las expresiones de ayuda para ese fin y se sincero. Evita hacer publicidad encubierta cuando dirijas a tu usuario a un lugar concreto y habla exactamente de aquello de lo que has dicho que ibas a hablar.

Aprende a no saturar con las redes sociales. Hoy en día se tiende a hacer mención a ellas con demasía y dejar claro que se tiene un perfil está muy bien, pero no hay que pecar de decirlo sin parar. Ten en cuenta que, al fin y al cabo, el usuario puede buscarte si así lo desea y con que tengas un icono en la web es suficiente.

Si hay alguna parte de la web que ya tiene una funcionalidad definida y tiene éxito, no la cambies o ten un motivo suficiente. Existen ocasiones en las cuales se hacen cambios en lugares donde no es necesario y eso influye muy negativamente en el tráfico web.

Da la posibilidad de probar tus cambios a personas cercanas antes de ofrecérselas a otros usuario o ponerlas en producción. Pídeles su punto de vista al respecto para lograr saber más sobre su experiencia y la usabilidad. Es normal que al principio tendamos a crear la web que a nosotros nos guste, pero es más lógico hacer algo que sobre todo agrade a nuestros usuario y nos evite perder visitas en el futuro.

You may also like
¿Sabes lo que es una Conversión?
Hotjar: la herramienta definitiva